FAMILIA FALASCO 4ta. GENERACIÓN HACE SU INGRESO

Desde 1939 Bodega Los Haroldos ha elaborado millones de litros de vino por año, y ha sido fuente de empleo durante todo este período.
Pasaron tres generaciones de la familia Falasco en la bodega y mantuvo su lugar de preponderancia en el consumo de los habitantes de la Argentina.

Ahora, con el ingreso de la 4ta. generación, quien se hace cargo con ideas e impulso de extrema juventud es Franco Falasco. Ideó y creó en su cabeza las nuevos vinos de alta gama, pero para ello debió pensar en reunir un gran equipo de profesionales para lograr  sorprender al mercado.
Contrató en el año 2018 a Alejandro Cánovas para vinos tintos, enólogo con experiencia a pesar de su edad, apuesta palpable por la calidad y a Pablo Sanchez para la producción de vinos blancos. Conforman el equipo también  los Ingenieros Agrónomos Mariano Costantini (viñedos del Valle de Uco) y Fausto Dalessandro (Gte. de Agronomía)
Consagró un team de alto vuelo, como así lo reflejan los vinos recientemente presentados.
Prueba de la creación de la «división» dentro de la gran empresa y su apuesta por la altísima calidad, son los vinos abajo descriptos:

Antonieta Brut Nature Sparkling Wine Pinot Noir-Chardonnay: método Charmat Lungo $ 1.800
Hermandad Chardonnay 2019 $ 1.800 Con buen volumen y «mantecosidad» acotada. Buena complejidad y crianza media.
Falasco Winemaker’s Series Petit Verdot 2018 $ 3.200 De los mejores de la variedad en Argentina
Antonieta Rosé de Pinot Noir 2021 $ 1.800
Por último, y como avant premiere Bressano Malbec Corte de Terroirs 2018 $ 5.000 que estará en el mercado en Febrero de 2022 Hará ruido, muy buenas sensaciones de la variedad más muy fina crianza y persistencia.

La idea de Franco Falasco comienza a rendir sus frutos. Ahora el camino lo llevará al trabajo más duro, que será revalidar todos los años y mantener esa calidad, competir con grandiosas creaciones de bodegas argentinas.
Calidad técnica hay. Dirección y empuje, tiene. No cabe duda que el tiempo lo refrendará, la inversión no habrá sido en vano.