MAURICIO LORCA TAMBIÉN en GALICIA

Mauricio Lorca cruzó el Atlántico.
Y no para quedarse de aquel lado, sino para nadar de una costa a la otra y elaborar vinos en ambas orillas. Cabe recordar que aquí en Argentina comanda Bodega Foster Lorca, donde todos los años posiciona sus Malbec entre los primeros de Argentina, según surge de los resultados de la Guía (se puede ver en la sección «Tablas de Puntajes»)

Es uno de los Enólogos de mediana edad (recién superó los 50 años), que posee aquilatada experiencia, en cantidad de cosechas sobre sus hombros y que trabajara en importantes bodegas de nuestro medio. Es de la camada “chica” de profesionales que reemplazará a aquellos «grandes» que propiciaran la reconversión en Argentina.

Ahora compró viñedos y bodega en la Ribeira Sacra, región de Galicia, España (primera parte de la nota, por separado) Abajo el link.

Denominaciónes de Origen en España: Ribeira Sacra PARTE 1


Amén que tibiamente comenzó a asesorar-elaborar su primera cosecha en el 2020, y ya en 2021 con mejores armas, claro.
Con todo lo que significaron ambas cosechas, por la cuarentena y las dificultades para poder incorporar tecnología y “ordenar” los viñedos que comprara.

Ciclópeo trabajo le demandará revalorizar esos viñedos, y no solo hablo de poder tener las plantas preparadas a su gusto (incluso he visto hasta pequeños daños ocasionados por lobesia botrana) sino que además y más difícil o impredecible, es que existe en la zona una migración de jóvenes que dificulta conseguir trabajadores apropiados para moldear esas plantas.
Culturas férreas en sus viticultores, instaladas por generaciones, con sabores detenidos en el tiempo para nuestro presente vitivinícola. Quizás más parecido, a los sabores imperantes en el vino argentino anteriores a la reconversión.
Al consultarlo a Mauricio acerca de las diferencias que encontró, remarca lo importante que significan las distintas orientaciones en los viñedos pues recorren las riberas de los ríos o sus proximidades. Y considera, que podría incidir más que la elección de las variedades.

En la Provincia de Lugo (Comunidad Autónoma de Galicia), Quiroga es la capital de la comarca que lleva el mismo nombre. Allí llegó para asesorar la Bodega Casa de Outeiro, donde Noemí Alvarez y Juan Luis Vázquez dieron vida a un proyecto que en 2020 tuvo su primera cosecha. Actualmente poseen 5 ha. de viñedos, pero han implantado más para totalizar 40 ha. en los próximos 5 años.
Aquí lo importante de ver es adonde accedieron para plantar parte de esas hectáreas, porque es en un cerro en donde el trabajo cultural y la cosecha realmente se harán difíciles, pero con los beneficios de obtener mejor amplitud térmica y recibir suaves vientos, con lo que ello implica.
La cosecha 2021 fue típica para la zona, con rendimientos promedio de 50/60 qa. por hectárea.

Vinos que conocí y me llamaron la atención:
Casa de Outeiro Godello 2020 Alc. 14,5° Euros 14
Es una cepa blanca que expresa en su color un amarillo pálido con levísimo reflejo dorado. En su olfacción es cítrico y levemente tropical, de mediana intensidad. De muy buena acidez, posee un volumen medio que transmite leve untuosidad. Por retronasal aparece una muy leve nota herbal. Es un vino muy fresco con buena persistencia. Sin amargo.
Pena Do Castro Rosé Selección Especial Alc. 14,5° Euros 14
Rosado con leves tonos naranjas, de mediana intensidad. Levísimo especiado. Aunque con buen ingreso dulce en la boca y demostrar buena acidez, sus tenues taninos aparecen levemente secantes. Denota buena calidad, con buena persistencia.
Casa de Outeiro Mencía 2020  Euros 12
De las uvas tintas más implantadas en la región (si no, la más), es una variedad especialmente apta para la elaboración de vinos para consumo joven. De color bermellón de casi alta intensidad, con dulzura y acidez bien equilibradas. Sus taninos medios/bajos con leve astringencia. Frambuesas y arándanos finos, frescos. Levísima nota de crianza amalgamada. Limpio, franco, fino.

También en la zona, Bodega Casa de Outeiro elabora aceite de oliva y aceitunas en fresco. Actualmente luchan para lograr una Denominación de Origen.
Ambos cultivos, vides y aceitunas, con trabajos de cientos de años, tienen en su memoria el saber. Generación tras generación, pues la ocupación Romana fue quien instauró la cultura del vino, pero fueron los monjes quienes la hicieron resurgir y perfeccionaron su elaboración, para que hoy sea una de las industrias más pujantes y con mayor futuro de la región.

En otra localidad, Amandi (en el municipio de Sober), también en la región de Galicia, Mauricio Lorca adquirió Bodega Adega O Canceliño junto a 2 hectáreas de viñedos de Mencía,
De allí, los vinos Viña Peón tienen una producción anual de 20,000 botellas, con dos etiquetas, ambos de la variedad Mencía, los que probé:
Viña Peón 2020 Alc. 14,1° Euros 10
Su rojo violáceo es de mediana a alta intensidad, con notas en nariz frutadas aunque algo escondidas. Con buena dulzura y acidez equilibrada, en la boca aparecen en buena medida las grosellas y guindas. Volumen y persistencia medios.
Viña Peón Barrica 2019 Alc. 14°
Rojo violáceo de mediana intensidad con leve menisco ciruela. Crianza con leve noa de humedad. Su ingreso en boca es casi dulce con equilibrada acidez. Taninos levemente secantes, con la fruta detrás de las notas provenientes de la barrica. Volumen y persistencia medios.
Viña Peón 2021 (muestra de tanque)
Rojo violeta de alta intensidad. Concentrado. Aunque en principio cerrado (estaba revolucionado por su juventud) posee nítidas notas frutales, finas. Taninos medios, con tenue fineza. Es un vino fresco, joven, con muy buen final frutal que impera y llena la boca. Volumen y persistencia medios.
Viña Peón 2021 (muestra de tanque que irá a crianza en barricas)
De color violeta intenso, posee muy buena intensidad frutal. Aún con leve petillant, su estructura denota mejor concentración. Frambuesas y leve nota a arándanos con buena madurez. Finos taninos que seguirán redondeando con el tiempo. Volumen y peristencia casi largos.
Viña Peón 2021 (muestra de barricas)
Violeta intenso con leve sensación a crianza y fruta por detrás. Aún en trabajo de crianza. En la boca es intansa su nota a grosellas maduras, con buena estructura y taninos jóvenes aunque no amplios y con buena fineza. Despunta la fineza por las notas de crianza, limpias. Pareciera un vino que será delicado y fino.

Para tener una dimensión, es notable entender la diferencia entre el nuevo estilo impreso por Mauricio y los anteriores. Los que aún están sin fraccionar, en tanque o en barricas de roble (cosecha 2021) poseen notas más subidas en color (casi violeta intenso), resaltan los taninos, aunque no amplios poseen fineza y son bien frutados, sin ningún tipo de aroma que tape la fruta fresca y madura de acuerdo a cual nos referimos de ellos. La franqueza y fineza se distinguen unas cosechas a otras.

Sin hacer juicios de valor, hay todo un trabajo por delante para encauzarlos hacia sabores más francos, como los que demanda actualmente el mercado internacional. Con mayor claridad para los vinos jóvenes, que la fruta constituya el actor principal, y para aquellos con crianza en roble, con nítidos y finos sabores provenientes de ella, amalgamados.
Tarea que no me cabe dudas logrará, ya está a la vista tan sólo un año más tarde.  Pujante y fino profesional, su olfato hizo que se radicara también en Galicia, pero requerirá de un esfuerzo técnico, económico y tiempo. Y este último es importante tener en cuenta, cuando logrará su cometido.